Buenos días ciudadanas, en esta publicación voy a intentar realizar una pequeña guía de cómo una empresa puede elegir las acciones, sea cual sea su sector, para gestionar los riesgos potenciales del cambio climático y poder por tanto, adaptarse al cambio climático.

Adaptación al cambio climático es en definitiva un proceso, que puede ser espontáneo o planificado, mediante el que los sistemas (en este caso: las empresas) mejoran sus condiciones para afrontar cambios del clima, reduciendo sus efectos negativos o aprovechando los positivos.

Proceso de adaptación al cambio climático

En función del sector en el que se encuentre nuestra organización y el tipo de bien o servicio que ofrecemos, existen diversas formas de integrar la adaptación al cambio climático en la gestión de nuestra empresa. De ello vimos un buen ejemplo en una anterior publicación:

Sin embargo, sea cual sea nuestra actividad siempre hay un punto de partida:

Análisis de la vulnerabilidad propia ante el cambio climático, aportando un conocimiento de los riesgos y oportunidades que nuestra empresa enfrenta respecto a este fenómeno. Además, aporta información sobre el funcionamiento interno de la empresa y su situación en los mercados

Tras este análisis, las opciones de adaptación son muy variadas, no siempre es necesario realizar grandes inversiones para adaptarse al cambio climático.

La vulnerabilidad de un sistema es función de diversas variables:

  • Los impactos potenciales del cambio climático se definen como posibles daños u oportunidades producidos en los sistemas como resultado de los efectos del cambio climático.
  • Estos impactos potenciales tienen una probabilidad de ocurrencia y unas consecuencias de una magnitud dada sobre el planeta, o nuestra empresa, en este caso.  En el proceso de identificación y análisis probabilístico del riesgo, éste se determina como el producto de la probabilidad de ocurrencia del impacto causado por un determinado evento climático y las consecuencias derivadas de éste.             R = P x C
  • El riesgo junto con la capacidad adaptativa de la empresa, define la vulnerabilidad. Siendo la capacidad adaptativa la habilidad que tiene un sistema que experimenta un impacto climático, de ajustarse a los cambios producidos en el clima, amortiguar el daño, aprovecharse de impactos positivos y combatir las consecuencias negativas que se deriven. Éste se lleva a cabo mediante la modificación de comportamientos y el uso de recursos/tecnologías disponibles.

Es por tanto vulnerabilidad, la susceptibilidad de un sistema a ser afectado negativamente por los riesgos derivados del cambio climático que influyen en la capacidad de respuesta efectiva de adaptación.

Pasos para el Análisis de Vulnerabilidad

1. Identificación de impactos potenciales del cambio climático en el sector

Los impactos potenciales pueden ser identificados a través de análisis de las proyecciones de escenarios climáticos futuros y de las condiciones climáticas. Ej., Si nuestra empresa pertenece al sector agrícola, las condiciones cambiantes que pueden afectarla son el aumento de la sequía y de la exposición solar.

2. Identificación de los riesgos climáticos a los que se enfrentan las empresas

Se debe de analizar la probabilidad de ocurrencia de los impactos identificados en la localización geográfica en la que se encuentre vuestra empresa y evaluar las consecuencias que dichos impactos puedan tener. Como explicamos anteriormente “Riesgo” es el producto de la “Probabilidad” por las “Consecuencias”.

3. Evaluación de la capacidad de adaptación

Nuestra organización, puede tener más o menos capacidad de adaptación que otra dentro de un mismo sector, ya que depende de la respuesta operacional ante un impacto, así como de la capacidad financiera de la que dispongamos para poner en marcha iniciativas o acciones adaptativas y el nivel de conocimiento en materia de impactos.

Dos empresas pueden afrontar un mismo riesgo, pero aquella que tenga más recursos financieros y/o intelectuales será, probablemente, la que mejor pueda adaptarse.

4. Análisis de vulnerabilidad actual y futura

Mediante el análisis de riesgo y la capacidad de adaptación, se define finalmente la vulnerabilidad de la empresa al cambio climático.

A continuación, en la figura 1, se resume la metodología extraída del documento del link:

Figura 1. Metodología para el análisis de vulnerabilidad. Fuente: Integración de la adaptación al cambio climático en la estrategia empresarial.

Por daros algunos ejemplos de consecuencias de los impactos producidos cambio climático, mencionaré tres sectores:

  • Sector Vitivinícola:
    • Desequilibrio en la maduración de la uva y deshidratación de la viña.
    • Más necesidades de riego.
  • Sector de producción de energía hidroeléctrica:
    • Posible reducción del caudal disponible para la producción energética.
    • Colmatación por precipitaciones torrenciales.
  • Sector hotelero:
    • Mayor consumo de agua y gasto en aire acondicionado.
    • Pérdida del atractivo turístico por subida del nivel del mar.

Si relacionamos la probabilidad de ocurrencia de dichos impactos con su magnitud, obtenemos los índices de riesgo asociados a cada sector:

  • Sector Vitivinícola: Riesgo muy alto de impactos derivados del aumento de las temperaturas.
  • Sector hidroeléctrico: Riesgo por variaciones en la precipitación.
  • Sector Hotelero: Incremento de las temperaturas.

Medidas de adaptación al cambio climático

Una vez analizada la vulnerabilidad de la empresa, ya sabemos cómo afectará el cambio climático en la actividad económica y podemos tomar decisiones en materia de adaptación al cambio climático.

En este sentido, existen diferentes enfoques que pueden resumirse en la tabla 1.

TipologíaDescripción
EstratégicaIncluye medidas estructurales y de gran escala, a largo plazo. (enfoque top-down)
DirectaMedidas directas a menor escala y a corto plazo. Cambios concretos (bottom-up).
ReactivaPara enfrentar cambios que ya han ocurrido.
ProactivaPara prevenir un cambio esperado.
RígidaMedidas no reversibles o cuya reversibilidad supone costes elevados.
FlexibleMedidas reversibles
No-regretLas medidas resultan beneficiosas incluso en ausencia de cambio climático.
Tabla 1. Enfoques de adaptación. Fuente: Integración de la adaptación al cambio climático en la estrategia empresarial.

Tras elegir las medidas, se requiere establecer una priorización de las mismas, así como un estudio económico, definición individual de cada medida y posibilidad de participación de diversos agentes, como colaboraciones público-privadas.

Todo ello se lleva a cabo a través de metodologías de análisis que veremos a continuación.

Metodologías para el análisis de opciones de adaptación en el sector privado

Tabla 2. Metodologías para el análisis de opciones de adaptación.

En la tabla 2, podemos observar las metodologías de análisis de adaptación existentes. Sin embargo, en este caso, no vamos a incluir el ACE como metodología eficiente de análisis de adaptación, ya que existe una gran dificultad de identificar una única variable física que aplicar a un conjunto de medidas.

El ACB puede ser el más adecuado y orientar mejor a la toma de decisiones, sin embargo, tiene la dificultad de monetizar los impactos.

En éste sentido, el análisis MCA ofrece la posibilidad de incluir otras variables, además de la económica, que deben estar relacionadas con la estrategia y realidad de cada organización. (Importancia, urgencia, efectos secundarios, “no-regret”, sensibilidad, flexibilidad, etc.). Cada medida recibe un valor de 1 a 10 en relación con unos criterios y debido a esto, depende del criterio de expertos, por lo que es adecuado incluir en el proceso a diferentes personas relacionadas con la definición e implementación futura de la medida.

Interpretación y priorización

Una vez realizados ambos análisis, se verán priorizadas las medidas que tengan un ratio beneficio/coste mayor y una mayor puntuación en el análisis MCA, debido a que integrarán otras variables además de las económicas.

Por tanto, la mayor parte de las acciones a tomar de forma prioritaria serán aquellas que deriven en beneficios a corto plazo o secundarios. Ej. Medidas destinadas a reforzar áreas de producción vulnerables a cambios en las condiciones climáticas más cambiantes (precipitación y temperatura).

Ejemplos de medidas a aplicar en sectores económicos descritos con anterioridad

Si nos fijamos, por ejemplo, en el sector hidroeléctrico y recordamos las consecuencias que el cambio climático iba a provocar en él:

  • Posible reducción del caudal disponible para la producción energética por el aumento de las sequías.
  • Colmatación por precipitaciones torrenciales.

Tras el análisis de vulnerabilidad, se detectan el aumento de las temperaturas, el descenso de precipitaciones y los eventos extremos como posibles riesgos, con diferentes niveles de vulnerabilidad, para lo cual se aplican las medidas de adaptación siguientes:

  1. Gestión de la demanda hídrica.
  2. Programas de predicción meteorológica y climática y gestión de embalses.
  3. Gestión de los sólidos en suspensión y sedimentos.

A dichas medidas se les aplicaría un  ACB  y un MCA, y en función de los resultados se priorizan las medidas. No vamos a explicar la aplicación concreta de las metodologías, porque se alarga mucho el post, pero podéis consultarlo aquí.

Esto es todo por hoy, espero que las metodologías presentadas os sean de utilidad para aplicarlas en vuestras empresas.

Mientras escribía este post y usando diferentes modelos que he encontrado en internet, otros que me dieron en diferentes eventos y charlas, he confeccionado un “business model canvas” que espero que os sirva para aplicarlo, tanto para la creación de nuevas empresas, como para integrar la lucha contra el cambio climático en vuestra actual empresa. También os pueden ser de utilidad pensar en estrategias de economía circular e intentar alinear vuestros objetivos empresariales con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

Business Model Canvas Climático. Fuente: Elaboración propia desde otras fuentes.

Un saludo ciudadano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *