Hoy a los mandos, Ana Peña Serrano.

Buenos días ciudadanas,

Hoy tenemos invitada bloguera en Sumidero Ciudadano, se trata de Ana Peña Serrano, una ingeniera técnica en sus inicios académicos, y posteriormente en energías renovables (EERR), medio ambiente y eficiencia energética. En toda su trayectoria laboral ha tenido que ir adaptando sus especialidades técnicas a cada situación, cosa que le ha permitido conocer otras modalidades de trabajo, desarrollando y aprendiendo materias con las que en principio no contaba y ahora forman parte de su currículum, como diferentes formas de comunicación, formación, atención y recursos humanos.

Actualmente elabora documentación técnica para escuelas de formación y forma parte del grupo de dirección de proyectos en EERR en la Universidad de la Rioja . Presume de que la divulgación científica ha supuesto un antes y un después en su vida, y entre muchas de las iniciativas en las que participa, destaca su experiencia en el festival de divulgación Pint Of Science, y en el podcast Ondulados, ambas iniciativas que pretenden llevar el conocimiento científico fuera de ambientes académicos. Ahora la podemos encontrar tras las letras y la voz de Con G de GEO.

Os dejamos con su post sobre Eficiencia Energética en nuestros hogares y los trámites asociados a esta certificación:

Burocracia energética…¡No gracias!

Cuando apareció el famoso certificado de eficiencia energética, allá por el verano de 2013, muchos, que estaban en proceso de vender o alquilar una propiedad, seguramente pondrían el grito en el cielo… ¿¡Otro papel más!?… Pues sí.

Aunque parece un concepto de nueva creación, lo cierto es que desde hace muchos años se está hablando de la eficiencia energética en muchos aspectos. Lo vemos en procesos industriales, vehículos, iluminación… y también en el conjunto de nuestra vivienda.

Las casas, los pisos, los edificios y los locales forman por sí solos un cuerpo que consume energía de forma constante.

A todos nos suena esa escala gráfica coloreada con un degradado desde el rojo al verde y clasificada de la letra A a la G. A y verde serán los resultados más favorables en cuanto a eficiencia, y G y rojo lo opuesto. Cabe añadir, que esta escala energética no se debe confundir con la utilizada para señalar la eficiencia energética de los electrodomésticos, ya que esta se guía por otros parámetros.

Fuente imagen: Pixabay

En este comportamiento energético influyen diferentes factores asociados a la composición de la vivienda desde su construcción, como los materiales de obra empleados, y también las cargas energéticas de los complementos introducidos con posterioridad, como son los electrodomésticos o los sistemas de calefacción. (Para inmuebles de uso residencial, no se tiene en cuenta la iluminación, sí se considera para usos terciarios).

El certificado de eficiencia energética, es un documento que recoge toda esta información de un inmueble.

A pesar de que fue creado, como bien reza el título, para su inclusión en las operaciones burocráticas de compra-venta, lo cierto es que mucho provecho podemos sacar de él. Y eso es lo que se va a pretender con este post, explicar todas las ventajas que tanto propietario como futuro usuario de una vivienda pueden sacar de su conocimiento energético.

A la hora de elegir una vivienda o local para nuestro negocio, como norma nos fijamos en el precio y en el tamaño principalmente. Lo que no se suele tener en cuenta en este particular estudio, es por ejemplo, el material de las ventanas, número de radiadores, la orientación del edificio, potencia del sistema de climatización, o si cuenta con elementos de protección frente al sol, como porches o toldos.

Todo ello datos fundamentales para saber si nuestra futura residencia será energéticamente eficiente. Porque aparte de una mensualidad en el alquiler o hipoteca, también tendremos que pagar una serie de facturas que dependerán de este consumo energético. Por lo menos, los primeros meses. Y digo esto porque conociendo las deficiencias energéticas, también podemos pensar en las prioridades de reforma que sean necesarias, y así reducir los consumos.

Fuente: Pixabay

El problema es que por lo general, este documento no se realiza hasta que está semi-apalabrada la adquisición. Por suerte el correcto uso de la energía, poco a poco va calando, pero aun así, en numerosos anuncios, tanto de profesionales como de particulares, se puede comprobar que, a la información de “dos baños, garaje y jardín” muchas veces no se le añade la información de la letra resultante de este certificado energético.

Una vez expedido, el certificado energético tiene una vigencia de 10 años. Pero, si se ha realizado alguna reforma en la propiedad (cambio de ventanas, cambio de caldera…) sería muy conveniente el actualizarlo, ya que a pesar de contar con uno vigente, este no mostraría los datos reales de consumo energético.

Con una búsqueda rápida en internet, se pueden encontrar multitud de empresas que ofrecen este servicio de certificación energética, una carrera competitiva por ofrecer el precio más bajo por este solicitado papelito. Con este texto, también se quiere crear una conciencia responsable en las diferentes calidades que pueden ofrecer servicios excesivamente económicos. Al igual que en la salud, la educación y la alimentación por citar a algunos, quisiera animar a que con esta operación, también exijamos calidad en el servicio. Estudios energéticos que no visitan el inmueble y que no valoran la totalidad de los datos, no aportan los resultados reales del consumo energético, un dato, como ya hemos visto, muy importante.

La energía es un bien muy preciado y como tal, debe ser utilizado correctamente y no desperdiciarlo. Las pérdidas de energía y su mal uso, desembocan en mayor demanda de una energía de la que se va a perder gran parte. Y eso no se traduce en eficiencia.

La generación de energía eléctrica en la actualidad, es en su mayoría producto de procesos contaminantes, y mientras este modelo no cambie hacia fuentes renovables, nuestro compromiso con la electricidad y la energía térmica es utilizarla correctamente.

Ana Peña Serrano

Twitter y LinkedIn: @pserranoana

Facebook e Instagram: @congdegeo

Blog: https://congdegeo.wordpress.com/

Podcast: https://www.podcastidae.com/podcast/con-g-de-geo/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *